Pepinacho: Gazpacho de Pepino

Pepinacho. Gazpacho de pepino.¡El pepinacho, o gazpacho de pepino, es una versión con pepino del tradicional gazpacho andaluz ¡Está de muerte! El pepino es famoso por ser un potente hidratante cutáneo, gracias a sus vitaminas B y C entre otras. Me encanta saber que esta bebida tan refrescante me ayuda a tener una piel cuidada y bonita durante el verano 🙂

Como buena andaluza que soy, me considero una gran adicta al gazpacho. Desde que descubrí esta sencilla manera de hacer gazpacho con pepino, alterno siempre ambas opciones, lo que me permite no morir intoxicada a tomate en verano 🙂

Esta es también una alternativa ideal para la gente con intolerancia al tomate, para los que, simplemente, no le gusta o para ir combinando lotes de vitaminas de pepino y tomate de junio a septiembre 🙂Pepinacho. Gazpacho de pepino.Esta receta se me ocurrió el verano pasado en Graz. En mayo hacía ya muchísimo calor en Austria. Me sentía un poco desesperada por un poco de gazpacho que me refrescara en el caluroso ático en el que vivía,  pero los tomates seguían siendo super caros 🙁Pepinacho. Gazpacho de pepino.Resulta que en Austria venden solamente una variedad de pepino llamado pepino holandés. Es mucho más grande que el típico pepino español, y muy barato. Un día se me ocurrió hacer el cambio de tomate por pepino. Para mi sorpresa, resultó ser todo un descubrimiento. ¡Qué rico estaba! Enseguida me volví la loca del pepinacho, igual que antes lo había sido del gazpacho. Fue un a rey muerto, rey puesto 🙂

Cuando llegué a España por vacaciones, se lo enseñé a mis hermanas y les encantó también. El nombre de pepinacho surgió divagando un poco sobre el tema y como me hace bastante gracia, ¡así se ha quedado! 🙂Pepinacho. Gazpacho de pepino.Para 4 personas:

INGREDIENTES

  • 5 pepinos medianos  (850 gramos sin piel)
  • 1/2 cebolla  (50 gramos)
  • 1/2 pimiento verde mediano (35 gramos)
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 vaso de aceite de oliva (3 cucharadas grandes)
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
ESPECIAS
  • 1 y 1/2 cucharaditas de sal

preparación

  1. Pela los pepinos, la cebolla y el ajo. Trocéalos medianamente.
  2. Añade todos los ingredientes a un vaso de batidora. Bate durante unos minutos.
  3. Pruébalo y añade más sal, vinagre o aceite según tu gusto.

notas

  • Aunque el pepino es ya de por sí muy acuoso, puedes añadirle un poco de agua si te gusta más líquido y ajustar el sabor de nuevo. Si te gusta más espeso, o para comértelo estilo sopa, puedes añadirle un aguacate 🙂
  • Puedes servirlo con un poco de zumo de limón por encima. Le queda muy bien.
  • Para que esté rico rico, sírvelo muy frío. Para ello, guárdalo en la nevera un rato antes de la comida o sírvelo con hielos.

Salsa crudivegana de aguacate y menta

Salsa crudivegana de aguacate y mentaEsta cremosa salsa crudivegana de aguacate y menta es el acompañante perfecto para cualquier hamburguesa, burrito vegano, ensaladas, espaguetis crudos de calabacín…!lo que quieras! Aporta una jugosidad y frescura extraordinaria. El sabor me recuerda mucho a la salsa de yogurt que le añaden a los kebabs.
Salsa crudivegana de aguacate y mentaEsta receta está inspirada en una salsa de yogurt con limón y menta. He sustituido el yogurt por aguacate y calabacín crudo y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado 🙂Salsa crudivegana de aguacate y mentaEl año pasado me lleve una gran sorpresa al descubrir que el calabacín se puede también comer crudo :O . Al estar crudo por lo visto conserva mucho más sus propiedades. Lo más curioso es que no sabe para nada a calabacín cocinado. Me atrevería a afirmar que no sabe a nada en especial jaja.

El aguacate junto al calabacín crudo forman la base de la salsa, aportan frescura y por supuesto, ¡muchas vitaminas!:)Salsa crudivegana de aguacate y menta

INGREDIENTES

  • 1 aguacate pequeño (90 gramos sin piel ni hueso)
  • 1 trozo de calabacín de 6 cm de largo (90 gramos sin piel)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de agua
Especias
  • 1 cucharada de menta fresca picada
  • 1/2 cucharadita de sal
  • pimienta al gusto
  • 1/4 cucharadita de azúcar moreno (opcional)

PREPARACIÓN

  1. Pela el trozo de calabacín y el ajo. Quítale al aguacate la piel y el hueso.
  2. Introduce todos los ingredientes en un vaso de batidora y tritura hasta que la mezcla esté bien integrada y cremosa.
  3. Prueba la salsa y ajústala a tu gusto 🙂

NOTAS

  • Para que la salsa esté mucho más fresquita, asegúrate de tener todos los ingredientes en el frigorífico antes de prepararla.
  • Si no tienes hojas frescas de menta, puedes añadirle la misma cantidad de menta seca, que se vende como especia.

Ensalada de mango chutney

Ensalada de mango chutney¡Esta ensalada de mango chutney es adictiva! Me encanta la combinación de sabores que aporta el mango con las diferentes especias. ¡Cuando la pruebes vas a querer tener tu propia plantación de mangos en casa!

Si te apetece comer algo sano pero no quieres complicarte la vida, ¡esta ensalada es ideal! Puedes prepararte un bol gigante, algo más para picotear y ¡la cena esta lista!Ensalada de mango chutney La historia de esta ensalada se remonta a un día en el que a mi madre se le antojó comer ensalada de mango. Había probado hacía poco una que había preparado mi hermana Bianca y quería repetir. En un momento de lucidez se me ocurrió mirar la lista de ingredientes de un bote de chutney de mango que tenía por casa.Ensalada de mango chutneyEl chutney de mango es una salsa india vegana muy famosa. Se prepara cocinando mangos con diferentes especias, como nuez moscada o jengibre. ¡Está deliciosa! En fin, pensé que si estas especias quedaban bien en la salsa, probablemente quedarían bien en la ensalada. ¡ Y así fué!

Para esta receta no necesitas aceite ni vinagre. El propio mango y su zumo ya se encargan de que la ensalada quede super jugosa.
Ensalada de mango chutneyPara 4 personas:

INGREDIENTES

  • 1 mango maduro (550 gramos, 400 gramos sin hueso)
  • 1 cogollo de lechuga (200 gramos)
  • 1/2 pimiento rojo grande (190 gramos)
  • 1/2 vaso de aceitunas negras sin hueso (15 aceitunas, 50 gramos)
  • 1/2 rama de apio (opcional)
ESPECIAS
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 vaina de vainilla

PREPARACIÓN

  1. Lava y corta la lechuga. Corta las aceitunas negras en tres o en cuatro partes. Corta el pimiento rojo y el apio en trozos pequeños.
  2. Introduce en un bol la lechuga, las aceitunas, el pimiento rojo y el apio. Mézclalo todo bien.
  3. Pela y corta el mango en trozos pequeños. Añádelo al bol y vuelve a mezclar.
  4. Con un cuchillo abre la vaina de vainilla por la mitad y extrae el polvo de ella. Añádela al bol junto a las otras especias y vuelve a mezclarlo todo *.
  5. Listo para comer!

NOTAS

  • Es posible que el mango suelte bastante jugo al partirlo. Asegúrate de añadirlo también al bol. Ya que esto le aportará un sabor y jugosidad extra.
  • Aquí os dejo un video de Youtube explicando cómo se extraen las semillas de la vaina de vainilla, es decir, su esencia. Es muy fácil. Tardas 2 minutos como mucho 🙂
  • Las vainas de vainilla las puedes comprar en algunos supermercados, como el mercadona, o en herbolarios. En Austria la suelo comprar en el spar.
  • Le puedes añadir también un poco de cardamomo si te gusta. El mismo ingrediente que se utiliza para el mango lassi vegano.

Hummus blanco de alcachofas

Hummus blanco de alcachofasMe fascina todos los tipos de hummus que se pueden preparar con diferentes ingredientes! Este, sin duda, es uno de mis preferidos. Todo el que lo prueba se queda maravillado 🙂

Hummus blanco de alcachofasQuiero darle las gracias a Maria Ángeles, una mujer encantadora, que al acordarse de que yo era vegana, trajo este hummus tan rico a una fiesta de amigos, entre otras cosas para que yo lo probara 🙂 A ella se lo enseñó a su vez una amiga suya inglesa. Mil gracias a las dos!Hummus blanco de alcachofasYa había catado antes algún hummus de habichuelas y, aunque estaba rico, me resultó muy pesado. Esta versión, gracias a los corazones de alcachofa es mucho más cremosa y ligera. Me recuerda levemente al sabor de la philadelphia, pero puede que sea sólo a mi imaginación… 🙂

Hummus blanco de alcachofas

Hummus blanco de alcachofas

ingredientes

  • 400 gramos de alubias blancas cocidas
  • 175 gramos de corazones de alcachofas hervidas
  • 1 y 1/2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 y 1/2 cucharadas de tahín
especias
  • 1 cucharadita de sal
  • un poco de pimienta

preparación

  1. Introduce todos los ingredientes en un vaso de batidora y tritútalo todo hasta que esté muy cremoso.
  2. Voilá! A comer!

Champiñones en vinagre

Champiñones en vinagreEsta ensalada de champiñones en vinagre es el aperitivo ideal para cualquier fiesta o quedada con amigos. Se tarda 3 minutos en preparar y está buena no, lo siguiente.

Mi madre aprendió esta receta de una amiga suya y me encanta como entrante o para servir en la típica cena de verano en la que se picotea de todo un poco.  Siempre que tenemos visita mi madre saca un platito de esta delicia y siempre triunfan! Se acaban en un periquete! 🙂

Mis tíos tienen un bar de tapas en Pedro Antonio, una de las calles más transitadas de Granada y resulta que cada vez hay más gente preguntando por tapas veganas y vegetarianas. Por lo visto, ahora la gente pide mucho más la tapa de croquetas de espinacas que la de jamón serrano y hay que reponerlas mucho antes, algo totalmente inimaginable hace unos años.

 

Champiñones en vinagreHace un par de meses en una reunión familiar uno de mis tíos nos preguntó por tapas veganas para servir en su bar, así que decidimos invitarlo, junto a mi tía y prima, a casa. Mi madre y yo les preparamos un montón de tapas potenciales como tortilla de patatas vegana, montaditos de hummus, escalibada y veganesa… y lo que más le gustó con diferencia fué esta simple y rica receta de champiñones! Al día siguiente ya la tenían puesta de tapa en el bar 🙂

Champiñones en vinagrePara 2 personas:

INGREDIENTES

  • 100 gramos de champiñones
  • 2 ajos
  • 1 manojo pequeño de perejil (6 gramos ~ 11 ramitas)
  • 1 cucharada y 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 3 cucharaditas de vinagre de manzana
  • 1/2 cucharadita de sal

PREPARACIÓN

  1. Lava y corta los champiñones a láminas finas.
  2. Añade el vinagre a los champiñones.
  3.  Pica los ajos lo más que puedas y corta los tallos al perejil y córtalo.
  4. Mezcla todos los ingredientes bien, pruébalo y dale el punto de aliño según tu gusto.
  5. Comer! 🙂

 

NOTAS

  • Si el ajo te sienta mal, ve echándole poco a poco y probándolo.

Queso cheddar vegano de anacardos

queso vegano anacardos

Este queso cheddar vegano de anacardos está triunfando allá donde lo llevo y no me extraña, porque está riquísimo! Sabe a Cheetos! 🙂 Esto se debe a que los Cheetos saben a cheddar, un queso muy típico americano.

He llegado a la conclusión de que por mucho que hable sobre este paté de cheddar vegano o le eche fotos, nunca voy a poder expresar lo extremadamente delicioso que está y lo muuuuchísimo que se parece al queso cheddar de verdad!

Queso vegano cheddar de anacardos

Así lo único que puedo decir es, aunque al principio te resulte una gincana conseguir algún ingrediente, como la mostaza en polvo, te aseguro que una vez que lo tengas, ya nunca te arrepentirás del esfuerzo! Prometido! 🙂Queso vegano estilo cheddarHace un tiempo ví un meme en internet donde Hermione Granger de Harry Potter estaba sentada en frente de un caldero gigante practicando pociones suuper concentrada. Encima ponía “yo intentando hacer queso vegano“. Me eché a reír en cuanto lo ví. Me sentí tan identificada… Creo que para un vegano conseguir el sabor a queso es como la búsqueda del Santo Grial.

Bueno, pues cuando probé este paté por primera vez juro que lloré un poquitín… porque lo había conseguido! ¡Un paté vegano con sabor a queso!Bolas de queso vegano cheddarEl aceite de coco tiene su punto de fusión a los 24 ºC. Esto hace que guardado en un armario en verano sea líquido y en invierno sólido. Gracias a esta propiedad, si metes el paté en la nevera durante un par de horas, este se endurece y coje una consistencia mucho más sólida. ¡Tan sólida que puedes formar bolas de Cheddar con él!

Bolas de rico queso cheddar vegano

 

INGREDIENTES

  • 1 y 1/2 tazas de anacardos crudos (250 gr)
  • 50 gr de tomates secos
  • 1/4 taza de levadura de cerveza desamargada
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1 cucharada con colmo de miso blanco (shiro miso)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de agua (opcional)

ESPECIAS

  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón de la vera
  • pimienta negra molida al gusto
  • 1 cucharadita de sal

 

PREPARACIÓN

  1. Deja los anacardos en remojo por lo menos 2 horas y los tomates secos
  2.  Tritura todos los ingredientes en un procesador de alimentos o batidora hasta que se haya formado una masa totalmente uniforme y suave. Añade el agua si tienes problemas para triturar la mezcla.
  3. Ahora tienes dos opciones:
  • Sirve el queso vegano así recién hecho, estará más blando y será más fácil de untar con pan o lo que quieras.
  • Ponlo en un tupper y guárdalo en el frigorífico durante unas 4-6 horas o hasta que esté bastante más sólido y firme. Sácalo del tupper y haz una o varias bolas con él. Éstas las puedes decorar con frutos secos por fuera, barnizarlas con un poquito de aceite de coco por fuera para que parezcan más apetecibles o dejarlas así y ya está.

 

NOTAS

  • El pimentón de la vera es en inglés smoked paprika, para los que estéis fuera 😉
  • Que no os engañen, el miso blanco no es blanco. No conozco mucho el tema de los misos, pero sé que es como marrón clarito. En japonés tiene el nombre de shiro miso 🙂
  • Si no quieres que quedé muy grasiento o hacerlo más barato, le puedes echar menos aceite de coco y está igual de rico! (yo le echo muchas veces sólo 1/3 de taza)
  • Si es invierno y el aceite de coco está sólido, lo derrito al baño maría: Pongo un bol con agua caliente y meto dentro el bote de aceite. A los 15 minutos como mucho está ya líquido. Voy cambiando el agua caliente si se enfría.
  • Este paté de cheddar aguanta muy bien en la nevera, por lo menos dos semanas 🙂
  • Esta receta la saqué de este blog en inglés.

Ensalada de plátano con aceite de calabaza

Ensalada de plátano con aceite de calabazaÉsta ensalada de plátano con aceite de calabaza es una de mis preferidas! Esta combinación de dulce y salado me vuelve loca! y lo mejor es que se prepara en sólo 3 minutos!

El aceite de calabaza es muy típico de Estiria, la región de Austria a la que pertece Graz, una ciudad de estudiantes muy bonita en la que estuve de erasmus (hace ya 4 años! :O) y luego viviendo. Desde que descubrí este super ingrediente secreto (en alemán Kurbiskernöl ) no he parado de utilizarlo en ensaladas, sopas y demás!

Los austríacos se preparan ensaladas gigantes sólo con lechuga, vinagre, aceite de calabaza, sal y pimienta. Sólo con eso ya están riquísimas!

Ensalada de plátano con aceite de calabazaEsta receta se la debo a mi hermana pequeña Carolina, que está este año de Erasmus en Cottbus, una pequeña ciudad cerca de Berlín. En alemanía también es normal encontrar en el supermercado aceite de calabaza. Allí se ha inventado y aficionado a esta ensalada. La verdad es que al principio te tienes que acostumbrar a la mezcla de estos tres sabores (lechuga, plátano y aceite de calabaza), pero cuando lo haces,  te vuelves adicta a ella!

Así que la próxima vez que no sepas que te apetece más, si dulce o salado, ya sabes 😉

Ensalada de plátano con aceite de calabaza

INGREDIENTES

  • 1 cogollo de lechuga (200 gramos)
  • 1 plátano maduro (100 gramos)
ALIÑO
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  •  Pimienta al gusto
  • Aceite de calabaza al gusto

PREPARACIÓN

  1. Lava, corta la lechuga y añadele las especias.
  2. Añade el plátano cortado en láminas.
  3. Incorpora el aceite de calabaza sobre toda la ensalada al gusto y a comer!

notas

  • Si estás pensando en invertir en una botella de aceite de calabaza, te animo a ello! Es un poco caro, pero cada vez utilizas muy poco y te dura un montón! Con lo rico y sano que está, merece la pena 🙂

Cremosa sobrasada vegana de anacardos

Cremosa sobrasada veganaLa receta de esta cremosa sobrasada vegana de anacardos y tomates secos está riquísima, es fácil y muy rápida de hacer! Está igual de rica que la tradicional y ¡es mucho más sana!
El otoño pasado me dió mono de chorizo. Lo echaba mucho de menos, así que empecé a buscar por internet a ver cómo podía hacerse, pero en la mayoría de los sitios hervían film transparente junto con el chorizo durante horas! Lo cual me pareció super tóxico.

Casualmente, un día salió el tema hablando con una amiga de mi madre que es vegetariana desde hace muchos. Resulta que ella hace unos 20 años preparaba frecuentemente chorizo vegano para una tienda de comida vegetariana en Granada. Así que dijimos de quedar un fin de semana para hacer chorizo vegano para una legión! Ya escribiré la receta pronto!

cremosa sobrasada veganaMientras esperaba con todas mis ansias al fin de semana del chorizo, se me ocurrió que la sobrasada vegetariana es parecida y podía quitarme el mono. Después de buscar un rato en internet, me topé con este video en youtube de ThinkinVegan  sobre como hacer sobrasada mallorquina vegetal. Me comí 3 kilos por lo menos de esa delicia.

He aquí mi propia versión, más cremosa y suave. Espero que la disfrutéis 🙂Cremosa sobrasada vegana

 

ingredientes

  • 50 gramos de tomates secos
  • 50 gramos de anacardos crudos
  • 30 gramos de pimientos de piquillo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de agua
Especias
  • 1 y 1/2 cucharadas de pimentón de la Vera
  • 1/4 cucharadita de comino en polvo
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca
  • 1/4 cucharadita de sal

PREPARACIÓN

  1. Deja los anacardos y los tomates secos en remojo unas 2 horas.
  2. Tritura todos los ingredientes y listo!

NOTAS

  • Añade un poco más de pimienta negra si te gusta más picante.
  • Si no tienes mucho tiempo, también puedes cortar los tomates secos en trocitos pequeños y echarles agua caliente! Se hidratarán super rápido!
  • Juega con la cremosidad, añade más aceite de oliva si estás acostumbrado a una sobrasada más grasienta.
  • El pimentón de la Vera es smoked paprika en inglés, para los que vivís en el extranjero 🙂
sustitutos
  • Si no tienes pimientos de piquillo, puedes echarle pimientos rojos normales horneados.
  • A veces, encontrar pimentón de la Vera puede suponer un problema. No te preocupes, con pimentón normal también saldrá muy rico!
  • Un potencial sustituto para la albahaca seca puede ser orégano. No será exactamente igual, pero ¡estará deliciosa también!