Potaje de habichuelas vegano

Potaje de habichuelas veganoEsta versión vegana del potaje de habichuelas tradicional no te dejará indiferente! Puedes acompañarlo con una rica tostada de nuestra sobrasada vegana o con chorizo vegano, si tienes por casa 🙂

Si hay ciertas verduras que no te gustan a ti o a alguien de tu familia, una buena opción es añadirlas enteras a la olla para que den sabor y, una vez cocinadas, tritúrarlas junto con los tomates y pimiento seco, así nadie sabrá lo que lleva, pero estará igualmente rico 🙂Potaje de habichuelas veganoSi le añades patatas, el potaje se hará algo más pesado, aunque, para ser sinceros, también estará más bueno. Yo no suelo echarle, y me he aficionado a añadirle hinojo, que ayuda a lidiar con los gases típicos de este plato. De esta manera tengo una digestión más ligera y no me quedo dormida en los laureles después de comer 😉

Este potaje es ideal para ir incluyendo algas, como la wakame en nuestra dieta. A ver si pronto me animo 🙂Potaje de habichuelas veganoPara 6 personas:

ingredientes

  • 500 gramos de habichuelas blancas
  • 1 cebolla picada
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria picada
  • 1/2 pimiento rojo grande
  • 3 tomates pelados y picados
  • 1 rama de apio ó 1 puerro
  • 4 tomates secos
  • 1 pimiento rojo seco
  • 1/3 vaso de aceite ( 5 cucharadas = 83 ml )
ESPECIAS
  • 4 hojas de laurel grandes
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharada de sal del himalaya
opcional
  • 1 hinojo
  • 1 manojo de espinacas
  • 2 ó 3 patatas

PREPARACIÓN

  1. La noche anterior pon las habichuelas en remojo.
  2. Enjuaga las habichuelas. Pon a hervir 2,5 litros de agua en una olla y añadelas. Ve quitando la espuma blanca que pueda ir apareciendo en la superficie del agua.
  3. Lava la cabeza de ajos y quitale la piel superficial. Lava y corta el pimiento verde, los tomates, el hinojo, la zanahoria y demás verduras.Las patatas se cortan a tropezones, como si fueran patatas bravas.
  4.  Añade el pimiento rojo seco, los tomates secos, la cabeza de ajos entera y todas las verduras a la olla excepto las espinacas*. Deja hervir durante una hora aproximadamente o hasta que la verdura y habichuelas estén cocinados.
  5. Con un tenedor rescata de la olla el pimiento rojo seco, los tomates secos, la cabeza de ajos y el apio. Con una cuchara, saca el jugo del pimiento rojo seco y aparta la piel. Haz lo mismo con la mitad de la cabeza de ajos. Tritúralo todo junto con 1/2 litro de agua caliente. Añade esta mezcla de nuevo a la olla. Deja cocinar 5 minutos más.

NOTAS

* Las espinacas tardan muy poco en hacerse, así que si le vas a añadir, mejor cuando le queden 15 minutos al potaje.

  • Si quieres que salga todavía más rico, sofríe la cebolla y los pimientos un poco antes de añadirlos a la olla 🙂
  • Echarle apio a las comidas y una vez cocinado, triturarlo es una buena manera de dar sabor al caldo sin tener que recurrir al clásico avecrem.

Deliciosas albóndigas veganas

Deliciosas albóndigas veganas, en fuente

Estas deliciosas albóndigas veganas hechas con lentejas están para chuparse los dedos! 🙂 Son perfectas para dejar la masa hecha un día y preparártelas conforme vayas queriendo a lo largo de la semana.

Llevaba bastante tiempo detrás de una buena receta de albóndigas veganas. El otro día estando de tapas con una amiga en un bar vegano de GranadaEl ojú , nos sirvieron de tapa estas deliciosas albóndigas! La única pega es que estaban un poco secas por dentro.  Afortunadamente, añadiendo un poco de semillas de lino trituradas con agua todo se soluciona y quedan super jugositas por dentro! Además, el lino ayuda también mucho a unificar la masa.

Una cucharada de lino junto con dos cucharadas de agua equivale a echarle un huevo a la masa, en poder unificante plus jugosidad añadida.

Deliciosas albóndigas veganas, masaSi dejas reposar la masa unas horas o de un día para otro, la masa cogerá más sabor y estarán incluso más ricas! Me encanta la idea de dejar la masa hecha un domingo, y luego, entre semana, al llegar del trabajo, de la biblio, del gym… sólo tener que hacer las bolitas en dos minutos, meterlas al horno mientras te duchas o lees y voilá! la cena está preparada! 🙂

Deliciosas albóndigas veganas, hechas bolitas antes del hornoHe añadido como ingrediente extra un poco de sal kalá Namak, también conocida como Sal negra del Himalaya. Lo alucinante de esta sal es que huele y sabe a huevo,  por su alto contenido en azufre. Es un ingrediente totalmente extra, no hace falta que le eches si no tienes a mano en casa.Deliciosas albóndigas veganasYo las acompañé con salsa de tomate frito (ñamm ñamm), pero también las puedes hacer con salsa de mango y curry, o leche de coco y curry, salsa agridulce… las posibilidades son infinitas!

Con tomate me recordaron muchísimo a las albóndigas de mi abuela, que siempre las sirve con patatas fritas o puré de patatas!Deliciosas albóndigas veganas

Deliciosas albóndigas veganas

Deliciosas albóndigas veganasPara unas 2 personas (unas 15 albóndigas):

INGREDIENTES

  • 1 vaso de lentejas ( 200 gramos )
  • 1 zanahoria (80 gramos)
  • 1/2 cebolla picada
  • 3+1 ajos picados
  • 2 cucharadas de semillas de lino molidas
  • 1/2 rama de apio (opcional)
ESPECIAS
  • 1 puñado de perejil fresco cortado fino
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 cucharadita de tomillo
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de comino
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de curry (opcional)
  • 1/4 cucharadita de sal Kalá Namak (añade sabor a huevo) (opcional)

INSTRUCCIONES

  1. Hierve las lentejas junto con el apio, el curry y un ajo durante 15 minutos o hasta que estén blanditas.
  2. En un vaso mezcla el lino triturado con 4 cucharadas de agua. *
  3. Escurre las lentejas (sin el apio ni ajo) y tritúralas en un procesador. No es necesario que llegue a hacerse un puré muy líquido.
  4. Mezcla la masa de lentejas junto con la zanahoria, ajo, cebolla, especias y la masa de lino. Deja reposar la masa 10 minutos.
  5. Precalienta el horno a 220 grados centígrados.
  6. Haz bolitas con la masa del tamaño que quieras.
  7. Hornéalas durante unos 15 minutos o hasta que estén doradas.
  8. Saca las albóndigas del horno y mézclalas con la salsa que quieras!

 Tiene que quedar una consistencia parecia al huevo batido.

NOTAS

  • Yo compro las semillas de lino enteras y las trituro con un molinillo de café en el momento. Si no tienes, no te preocupes, puedes hacerlas igualmente, no saldrán tan jugosas, pero la masa se unifica igual y saldrán ricas.
  • Ten en cuenta que si haces las albóndigas muy pequeñas o muy grandes, deberás dejarlas un poco más o menos de tiempo en el horno.
  • Si te salen un poco resecas, no te preocupes, luego con la salsa quedarán igualmente jugosas!

Mousse vegano de chocolate y plátano

Musse vegano de chocolate¿Quién dijo que no se podía comer sano y rico? Este mousse vegano de chocolate y plátano es sanísimo y ¡sólo lleva estos 2 ingredientes! Una muy buena manera de disfrutar del chocolate sin sentirse culpable 🙂

El año pasado cuando descubrí que podía hacerme un mousse de plátano tan sólo con estos dos ingredientes lo flipé! Y lo mejor es que no lleva ni azúcar ni edulcorantes artificiales! Los plátanos maduros se encargan de endulzar el mousse y tu sólo te tienes que encargar de disfrutarlo 🙂Muss de chocolateCuando estoy fuera o no tengo tiempo ni ganas de triturar el plátano en el procesador de alimentos, simplemente lo machaco con un tenedor y le voy añadiendo en el mismo plato el cacao en polvo. Cuando lo preparo para gente, me gusta decorarlo con nueces, almendras machacadas o con cacao en polvo por encima.

Si no te acabas tu mouse en el momento, siempre puedes guardarlo en la nevera. Se conserva bien y con el tiempo adquiere una consistencia más sólida.Mouse vegano de chocolatePara 1 persona:

INGREDIENTES

  • 1 plátano maduro
  • 2 cucharadas de cacao en polvo o harina de algarroba

PREPARACIÓN

  1. Tritura todo en el vaso de una batidora y ¡listo para comer! 🙂

notas

  • Asegúrate de que el plátano esté maduro, para que el mouse esté muy dulce! 🙂
  • Échale más o menos cacao en polvo dependiendo de cómo te guste de amargo el chocolate.
  • Si eres alérgico al cacao, puedes sustituirlo con harina de algarroba, una opción muy sana, rica y más económica. Yo lo suelo comprar en herbolarios.

Ensalada de plátano con aceite de calabaza

Ensalada de plátano con aceite de calabazaÉsta ensalada de plátano con aceite de calabaza es una de mis preferidas! Esta combinación de dulce y salado me vuelve loca! y lo mejor es que se prepara en sólo 3 minutos!

El aceite de calabaza es muy típico de Estiria, la región de Austria a la que pertece Graz, una ciudad de estudiantes muy bonita en la que estuve de erasmus (hace ya 4 años! :O) y luego viviendo. Desde que descubrí este super ingrediente secreto (en alemán Kurbiskernöl ) no he parado de utilizarlo en ensaladas, sopas y demás!

Los austríacos se preparan ensaladas gigantes sólo con lechuga, vinagre, aceite de calabaza, sal y pimienta. Sólo con eso ya están riquísimas!

Ensalada de plátano con aceite de calabazaEsta receta se la debo a mi hermana pequeña Carolina, que está este año de Erasmus en Cottbus, una pequeña ciudad cerca de Berlín. En alemanía también es normal encontrar en el supermercado aceite de calabaza. Allí se ha inventado y aficionado a esta ensalada. La verdad es que al principio te tienes que acostumbrar a la mezcla de estos tres sabores (lechuga, plátano y aceite de calabaza), pero cuando lo haces,  te vuelves adicta a ella!

Así que la próxima vez que no sepas que te apetece más, si dulce o salado, ya sabes 😉

Ensalada de plátano con aceite de calabaza

INGREDIENTES

  • 1 cogollo de lechuga (200 gramos)
  • 1 plátano maduro (100 gramos)
ALIÑO
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  •  Pimienta al gusto
  • Aceite de calabaza al gusto

PREPARACIÓN

  1. Lava, corta la lechuga y añadele las especias.
  2. Añade el plátano cortado en láminas.
  3. Incorpora el aceite de calabaza sobre toda la ensalada al gusto y a comer!

notas

  • Si estás pensando en invertir en una botella de aceite de calabaza, te animo a ello! Es un poco caro, pero cada vez utilizas muy poco y te dura un montón! Con lo rico y sano que está, merece la pena 🙂