Nutella o nocilla vegana casera de avena y dátiles

Nutella o Nocilla casera vegana de avena y dátilesEsta nutella o nocilla vegana casera de avena y dátiles es toda una delicia. La puedes untar con pan, a unos crepes, tortillas, acompañarla con fresas, plátano a rodajas… ¡con lo que se te ocurra! 🙂

Esta delicia vegana está endulzada sólo con dátiles. La base está hecha con avena en copos y leche de avena. Me encanta porque está super dulce y deliciosa, y a la vez es muy sana. Es perfecta para disfrutar de un desayuno saludable y rico.Nutella o nocilla vegana casera de avena y dátilesLa receta original de nutella se prepara con avellanas en lugar de avena. Pero esta manera de prepararla sin frutos secos me ha fascinado, porque es light, sin azúcar, menos grasa y encima, sale muy barata. Además, para los intolerantes, se prepara sin lactosa. Conclusión: ¡puedes comer toda la que quieras! 🙂Nutella o nocilla vegana casera de avena y dátilesLa verdad es que lo he pasado un poco mal echando las fotos. Sólo quería acabar rápido para devorarla jaja. Y meter el dedo en la nocilla y tener que lavarme las manos cada dos por tres tampoco ayudaba. 🙂

En lugar de dátiles puedes utilizar pasas, o mezclar ambos, saldrá muy rica también 🙂

Nutella o nocilla vegana casera de avena y dátilesPara que sea más fácil triturar el sirope de dátil, puedes dejar los dátiles en remojo un par de horas antes. Antes de preparar esta crema de cacao escúrrelos y sigue la receta normal. Al estar más blanditos, a tu batidora le resultará muy fácil triturarlos.

TRUCO: Si quieres asegurarte de que los copos de avena se ablandan rápido y bien, puedes calentar la leche de avena un poco antes de remojar en ella los copos. ¡La crema de cacao saldrá super cremosa!

Nutella o Nocilla casera de avena y dátilesLa receta de nutella vegana con Thermomix está más abajo. La receta da para 4 personas – 1 bote de 400 ml.

Ingredientes

  • 1 vaso de avena en copos (100 gramos)
  • 1 vaso de leche de avena caliente (250 ml)
  • 30 dátiles sin hueso (200 gramos)
Especias
  • 4 cucharadas de cacao en polvo (30 gramos)
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo (opcional)
  • 1 pizca de cúrcuma (opcional)

Preparación

  1. Introduce en un vaso de batidora los dátiles con 1/2 vaso de leche de avena. Tritura todo hasta conseguir un sirope de dátil.
  2. Añade los copos de avena y el resto de la leche de avena al sirope. Mézclalo todo y déjalo reposar 3 minutos – para que la avena se hidrate.
  3. Tritura todo hasta conseguir una textura cremosa. Añade el cacao en polvo, la canela y la cúrcuma y tritura de nuevo.
  4. ¡A comer! 🙂

Notas

  • Hay copos de avena que son integrales o más gruesos. En este caso, déjalos reposar un poco más de tiempo, ya que tardan algo más en ablandarse.
  • Cuando no tengas dátiles o pasas a mano, puedes utilizar sirope de agave como endulzante, aunque acuérdate de añadirle entonces menos leche de avena, si no quieres que quede muy líquida.
  • Si te gusta que quede un poco más líquida, le puedes añadir un poco más de leche de avena y ¡listo!

 

receta de nutella o nocilla vegana casera de avena y dátiles con thermomix

Ingredientes

  • 100 gramos de avena en copos (1 vaso)
  • 240 gramos de leche de avena caliente (1 vaso)
  • 30 dátiles sin hueso (200 gramos)
Especias
  • 4 cucharadas de cacao en polvo (30 gramos)
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo (opcional)
  • 1 pizca de cúrcuma (opcional)

Preparación

  1. Introduce los dátiles junto con la leche de avena en la thermomix. Ahora tritura:
    • 15 seg – velocidad 3
    • 45 seg – velocidad  5
    • 1 min – velocidad  7
  2. Añade los copos de avena en la thermomix.
    • 15 seg – velocidad 3.
  3. Asegúrate de que toda la avena está mezclada con el sirope de dátil. Deja la mezcla reposar 3 minutos – para que la avena se hidrate. Luego tritura:
    • 30 seg – velocidad 5
    • 1 min – velocidad 7
  4. Añade el cacao en polvo, la canela y la cúrcuma y tritura:
    • 30 seg – velocidad 4
  5. ¡A comer! 🙂

Notas thermomix:

Si en el proceso la mezcla se queda pegada en las paredes de la Thermomix, abre la tapadera y con una cuchara empújala hacia el fondo.

Cuscús crudivegano estilo Torres

Cuscús crudivegano de coliflor estilo torresEste cuscús crudivegano estilo Torres es todo una delicia veraniega. Es perfecto para las noches de verano, cuando te apetece algo rico, pero fresquito y ligero.

Esta maravilla la descubrió mi madre en una fiesta a la que fue el año pasado. Una amiga suya lo llevó y se acabó en ¡dos minutos!

Este cuscús se prepara rallando coliflor cruda. Curiosamente mi madre creía que era cuscús de verdad. No fue hasta que vimos el video de la receta, original de los Hermanos Torres, dos graciosos cocineros que tienen un programa de cocina en rtve, que nos dimos cuenta de la trampa. Cuscús crudivegano de coliflor estilo torresPor aquel entonces ya había leído en internet que se podía hacer cuscús crudivegano triturando arbolitos de coliflor o de brócoli. Pero sinceramente, no me atrevía a probarlo. Por algún motivo no me termina de convencer la idea jaja.
Cuscús crudivegano de coliflor estilo torresSin embargo, cuando lo probé este plato me sorprendió muy positivamente. No sabe para nada a coliflor. Parece que el sabor propio a coliflor lo adquiere al cocinarse. Cruda es insípida, como si comieras un tipo de cereal. Lo que le aporta realmente sabor al plato es el aliño que le añadas.Cuscús crudivegano de coliflor estilo torres

Cuscús crudivegano de coliflor estilo TorresHaz la prueba y prepara este cuscús para alguien sin que sepa lo que es. ¡Es imposible que se dé cuenta de que es coliflor! Así que, si eres de los que odian a muerte la coliflor, dale una oportunidad a este cuscús, ¡te sorprenderá!

Me parece increíble haber vivido tantos años sin saber que hay ciertas verduras que se pueden comer crudas y están ricas, como el calabacín, la coliflor, o incluso ¡he visto recetas crudiveganas con espárragos! Pronto me atreveré con ellos… 🙂Cuscús crudivegano de coliflor estilo torresMe encanta esta ensalada de cuscús crudivegano porque es super refrescante para el verano. Queda crujiente, rica, sana y ligera 🙂

Cuscús crudivegano de coliflor estilo torresEn la receta mezclamos coliflor y brócoli por darle más colorido al cuscús, pero realmente puedes hacerlo tanto de uno como de otro, según te apetezca 🙂

Dejo el vídeo con la receta original de los Hermanos Torres, por si quieres ver detenidamente paso por paso cómo se prepara el cuscús a partir de coliflor. Me gusta mucho cómo lo explican todo. Es muy ameno y sencillo.Cuscús crudivegano de coliflor estilo torresPara 3-4 personas:

INGREDIENTES

  • 3 y 1/2 vasos de arbolitos de coliflor (400 gramos) (de 1 coliflor mediana de1 kg) 
  • 1 vaso de arbolitos de brócoli (62 gramos)
  • 3 cucharadas de cebolleta o cebolla tierna cortada fina (37 gramos)
  • 1 cucharada de cebollino cortado fino
  • 2 tomates pequeños
  • 1 manzana verde ácida mediana (granny smith)
  • 2 cucharas de pasas
aliño
  • 1/2 cucharadita de ralladura de limón
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 4 cucharaditas de salsa de soja
  • 1 y 1/2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de hojas de menta fresca picada
  • 3/4 cucharadita de curry
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta

 

Preparación

Para el cuscús
  1. Corta los arbolitos de coliflor y brócoli desechando todos las partes duras (los tronquitos del árbol). Introdúcelos en un vaso de batidora, tritura durante 4-5 segundos y ¡voilá! ¡Cuscús listo!

TRUCO: Hazlo en 3 tandas para que los arbolitos quepan y se trituren más rápidamente.

Para el aliño
  1. Añade el cuscús a un bol e incorpora todos los ingredientes del aliño. Mezcla todo bien con una cuchara.
  2. Corta el cebollino y la cebolla tierna muy finita. Quita la piel al tomate, desecha la parte más acuosa de dentro y corta a daditos el resto. Pela la manzana y córtala a daditos.
  3. Añade el cebollino, la cebolla tierna, el tomate, la manzana y las pasas al cuscús y mézclalo bien.
  4. Sírvelo como quieras y ¡a disfrutar! 🙂

 

Notas

  • Según explican los Hermanos Torres, el zumo de limón hará que la manzana no se oxide tan rápidamente. Aún así, yo prefiero añadirla al final.
  • Puedes sustituir la salsa de soja por vinagre de Módena, si lo prefieres.

Hummus blanco de alcachofas

Hummus blanco de alcachofasMe fascina todos los tipos de hummus que se pueden preparar con diferentes ingredientes! Este, sin duda, es uno de mis preferidos. Todo el que lo prueba se queda maravillado 🙂

Hummus blanco de alcachofasQuiero darle las gracias a Maria Ángeles, una mujer encantadora, que al acordarse de que yo era vegana, trajo este hummus tan rico a una fiesta de amigos, entre otras cosas para que yo lo probara 🙂 A ella se lo enseñó a su vez una amiga suya inglesa. Mil gracias a las dos!Hummus blanco de alcachofasYa había catado antes algún hummus de habichuelas y, aunque estaba rico, me resultó muy pesado. Esta versión, gracias a los corazones de alcachofa es mucho más cremosa y ligera. Me recuerda levemente al sabor de la philadelphia, pero puede que sea sólo a mi imaginación… 🙂

Hummus blanco de alcachofas

Hummus blanco de alcachofas

ingredientes

  • 400 gramos de alubias blancas cocidas
  • 175 gramos de corazones de alcachofas hervidas
  • 1 y 1/2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 y 1/2 cucharadas de tahín
especias
  • 1 cucharadita de sal
  • un poco de pimienta

preparación

  1. Introduce todos los ingredientes en un vaso de batidora y tritútalo todo hasta que esté muy cremoso.
  2. Voilá! A comer!

Potaje de habichuelas vegano

Potaje de habichuelas veganoEsta versión vegana del potaje de habichuelas tradicional no te dejará indiferente! Puedes acompañarlo con una rica tostada de nuestra sobrasada vegana o con chorizo vegano, si tienes por casa 🙂

Si hay ciertas verduras que no te gustan a ti o a alguien de tu familia, una buena opción es añadirlas enteras a la olla para que den sabor y, una vez cocinadas, tritúrarlas junto con los tomates y pimiento seco, así nadie sabrá lo que lleva, pero estará igualmente rico 🙂Potaje de habichuelas veganoSi le añades patatas, el potaje se hará algo más pesado, aunque, para ser sinceros, también estará más bueno. Yo no suelo echarle, y me he aficionado a añadirle hinojo, que ayuda a lidiar con los gases típicos de este plato. De esta manera tengo una digestión más ligera y no me quedo dormida en los laureles después de comer 😉

Este potaje es ideal para ir incluyendo algas, como la wakame en nuestra dieta. A ver si pronto me animo 🙂Potaje de habichuelas veganoPara 6 personas:

ingredientes

  • 500 gramos de habichuelas blancas
  • 1 cebolla picada
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria picada
  • 1/2 pimiento rojo grande
  • 3 tomates pelados y picados
  • 1 rama de apio ó 1 puerro
  • 4 tomates secos
  • 1 pimiento rojo seco
  • 1/3 vaso de aceite ( 5 cucharadas = 83 ml )
ESPECIAS
  • 4 hojas de laurel grandes
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharada de sal del himalaya
opcional
  • 1 hinojo
  • 1 manojo de espinacas
  • 2 ó 3 patatas

PREPARACIÓN

  1. La noche anterior pon las habichuelas en remojo.
  2. Enjuaga las habichuelas. Pon a hervir 2,5 litros de agua en una olla y añadelas. Ve quitando la espuma blanca que pueda ir apareciendo en la superficie del agua.
  3. Lava la cabeza de ajos y quitale la piel superficial. Lava y corta el pimiento verde, los tomates, el hinojo, la zanahoria y demás verduras.Las patatas se cortan a tropezones, como si fueran patatas bravas.
  4.  Añade el pimiento rojo seco, los tomates secos, la cabeza de ajos entera y todas las verduras a la olla excepto las espinacas*. Deja hervir durante una hora aproximadamente o hasta que la verdura y habichuelas estén cocinados.
  5. Con un tenedor rescata de la olla el pimiento rojo seco, los tomates secos, la cabeza de ajos y el apio. Con una cuchara, saca el jugo del pimiento rojo seco y aparta la piel. Haz lo mismo con la mitad de la cabeza de ajos. Tritúralo todo junto con 1/2 litro de agua caliente. Añade esta mezcla de nuevo a la olla. Deja cocinar 5 minutos más.

NOTAS

* Las espinacas tardan muy poco en hacerse, así que si le vas a añadir, mejor cuando le queden 15 minutos al potaje.

  • Si quieres que salga todavía más rico, sofríe la cebolla y los pimientos un poco antes de añadirlos a la olla 🙂
  • Echarle apio a las comidas y una vez cocinado, triturarlo es una buena manera de dar sabor al caldo sin tener que recurrir al clásico avecrem.

Champiñones en vinagre

Champiñones en vinagreEsta ensalada de champiñones en vinagre es el aperitivo ideal para cualquier fiesta o quedada con amigos. Se tarda 3 minutos en preparar y está buena no, lo siguiente.

Mi madre aprendió esta receta de una amiga suya y me encanta como entrante o para servir en la típica cena de verano en la que se picotea de todo un poco.  Siempre que tenemos visita mi madre saca un platito de esta delicia y siempre triunfan! Se acaban en un periquete! 🙂

Mis tíos tienen un bar de tapas en Pedro Antonio, una de las calles más transitadas de Granada y resulta que cada vez hay más gente preguntando por tapas veganas y vegetarianas. Por lo visto, ahora la gente pide mucho más la tapa de croquetas de espinacas que la de jamón serrano y hay que reponerlas mucho antes, algo totalmente inimaginable hace unos años.

 

Champiñones en vinagreHace un par de meses en una reunión familiar uno de mis tíos nos preguntó por tapas veganas para servir en su bar, así que decidimos invitarlo, junto a mi tía y prima, a casa. Mi madre y yo les preparamos un montón de tapas potenciales como tortilla de patatas vegana, montaditos de hummus, escalibada y veganesa… y lo que más le gustó con diferencia fué esta simple y rica receta de champiñones! Al día siguiente ya la tenían puesta de tapa en el bar 🙂

Champiñones en vinagrePara 2 personas:

INGREDIENTES

  • 100 gramos de champiñones
  • 2 ajos
  • 1 manojo pequeño de perejil (6 gramos ~ 11 ramitas)
  • 1 cucharada y 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 3 cucharaditas de vinagre de manzana
  • 1/2 cucharadita de sal

PREPARACIÓN

  1. Lava y corta los champiñones a láminas finas.
  2. Añade el vinagre a los champiñones.
  3.  Pica los ajos lo más que puedas y corta los tallos al perejil y córtalo.
  4. Mezcla todos los ingredientes bien, pruébalo y dale el punto de aliño según tu gusto.
  5. Comer! 🙂

 

NOTAS

  • Si el ajo te sienta mal, ve echándole poco a poco y probándolo.

Mango lassi vegano

Mango Lassi veganoDesde que probé por primera vez el famoso batido Mango Lassi  en un restaurante indio en Graz surgió el amor!  Como era de esperar, me puse en casa como una loca buscando una versión vegana que cumpliera con las expectativas, y quien busca encuentra, así que tras un par de intentos… VOILÁ! 🙂

Mango Lassi vegano con tarta de chocolateEl cardamomo es una hierba aromática, que seca se utiliza mucho como condimento en la comida india. Es uno de los tantos ingredientes del curry, mezcla de especias muy típica india.

Lo compré por primera vez para esta receta en una tienda de especias en Graz. Tienes la opción de comprarlo ya en polvo o en vainas, las cuales tienes que abrir y machacar el cardamomo que hay dentro. La ventaja de comprarlo de esta manera es que conserva mejor el sabor. Yo lo utilizo en polvo simplemente por comodidad, pero si este no es tu caso, ve echándole poco a poco el cardamomo machacado hasta que el mango lassi esté a tu gusto. Necesitarás algo menos de lo que indica la receta 🙂Mango Lassi veganoEsta dulce vegano está hecho con leche de coco no tiene nada que envidiarle a la original! Es ideal para merendar, desayunar, para picotear…. está super dulce y lo mejor es que ¡es sin azúcar y light! Si el mango que vayas a utilizar está maduro, el mango lassi ¡te saldrá suuper dulce!

Si es verano y quieres disfrutar de esta delicia más fresquita, deja el mango que vayas a usar en la nevera y verás qué maravilla! 🙂Mango Lassi vegano Para 2 personas:

INGREDIENTES

  • 1 Mango maduro ( 530 gramos entero, 375 gramos pelado y sin hueso )
  • 1/4 de vaso de leche de arroz (60 ml)
  • 1/2 vaso de leche de coco (175 ml, 114 gramos)

ESPECIAS

  • 1/4 cucharadita de cardamomo en polvo
  • Un pellizco de canela (1/8 cucharadita)

PREPARACIÓN

  1. Pela el mango, córtalo y échalo en un vaso de batidora.
  2. Añade la leche de coco, la leche de arroz, el cardamomo  y la canela y bate hasta que esté todo líquido.
  3. Añade más leche de arroz si te gusta más líquido y ¡a beber! 🙂

NOTAS

  • La leche de coco la puedes conseguir en lata en supermercados como mercadona. La que yo utilicé para la receta estaba compuesta en un 75% coco y 25% aprox agua añadida.
  • Asegúrate de que la leche de arroz que utilices esté sin endulzar y no tenga sabores añadidos, como a vainilla.

Ensaladilla rusa vegana

Ensaladilla rusa veganaLa ensaladilla rusa ha sido siempre una de mis comidas preferidas. Esta receta de ensaladilla rusa vegana es muy sencilla de preparar. Sólo tienes que mezclar todos los ingredientes y listo! Es un buen plato para llevar a una fiesta o comida familiar. Es rápida, le suele gustar a todo el mundo y lo mejor, puedes hacer para 500 devoradores de una sentada!Ensaladilla rusa veganaA mí normalmente me resulta más cómodo utilizar el procesador de alimentos, o la parte de abajo de la batidora, para rallar la zanahoria. La introduces en trozos grandes y en dos minutos la tienes picada!

Si te falta algún ingrediente, no te preocupes. Puedes añadirle más de otro o de alguno de los opcionales. No los he puesto todos como ingredientes porque si no al final hay más ingrediente que patata! 🙂Para 6 personas:

INGREDIENTES

  • 1 kg de patatas cocidas
  • 1/4 taza de guisantes cocidos
  • 2 zanahorias ralladas 
  • 1/2 taza de ensalada de pimientos rojos
  • 1/2 taza de aceitunas negras cortadas
  • 2 cebolletas cortadas pequeñas
  • Un poco  de lechuga cortada fina
  • 1 y 1/2 vasos de veganesa (mayonesa vegana)
ESPECIAS
  • sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN

  1. Con la ayuda de un tenedor machaca las patatas y mézclalas con la veganesa.
  2. Mezcla las patatas con los demás ingredientes.
  3. Puedes añadir por encima para decorar una capa de veganesa y agregarle unas aceitunas, pimientos, zanahoria rallada… lo que te apetezca!
  4. A comer! 🙂

Boniatos estilo indio

Boniatos estilo indioEstos boniatos al más puro estilo indio están en el top 10 de mis platos preferidos. Cuando lo pruebes, vas a querer hasta chupar el plato! Y son veganos!

Mi plato indio preferido hasta ahora es el Malai Kofta, unas albóndigas vegetarianas con una salsa super rica! Si vais a un restaurante indio, os recomiendo que las probeis si no las conoceis aún 🙂 Un día, intentando veganizar este maravilloso plato, se me ocurrió esta receta. En ella sustituyo las albóndigas por boniatos cocidos, para ser más rápidos y eficaces cuando nos entre mono de comida india! Como no tienes que hacer albóndigas, tardas un periquete en hervir los boniatos, preparar la salsa, y listo!

Boniatos estilo indioLos boniatos le dan un toque dulce que le pega mucho al plato. Cuando no es época de boniatos, los sustituyo con tronquitos de coliflor hervida. Es una rica forma de que aquellos a los que no les gusta la coliflor le den una segunda oportunidad 🙂

Sírvelo con arroz, quinoa o cualquier otro cereal. ¡ Que aproveche ! 🙂Boniatos estilo indioPara 4 personas:

INGREDIENTES

  • 2 Boniatos (500 gramos)
  • 1/2 vaso de guisantes cocidos
  • 2 cebollas rojas
  • 4 ajos
  • 2 vasos de tomate frito ( 500 ml )
  • 1 y 1/2 vasos de leche de coco (400 ml)
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza desamargada
  • 2 cucharadas de aceite de coco

ESPECIAS

  • 3 cucharaditas de curry
  • 1 cucharadita de Garam Masala *
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • sal y pimienta al gusto

Sustituible por la misma cantidad de curry.

PREPARACIÓN

  1. Pela y corta los boniatos como si fueran patatas bravas pero un poco más grandes. Si utilizas coliflor, quédate con los arbolitos.
  2. Hierve los boniatos 10-15 minutos o hasta que estén blanditos.
  3. Sofríe las cebollas con un poco de aceite de coco 5-10 minutos o hasta que estén a punto de dorarse. Agrega el tomate frito y las especias y remueve 2 minutos.
  4. Pon la mezcla de tomate y cebolla en un vaso de batidora y tritúrala hasta que la salsa de tomate sea uniforme. Agrega la mezcla a la sartén de nuevo.
  5. Incorpora la leche de coco a la sartén y remueve hasta que se haya mezclado bien todo.
  6. Añade los boniatos y los guisantes cocidos y mezcla bien con la salsa.

NOTAS

  • Desde mi punto de vista, las cebollas rojas le dan un toque muy rico a la salsa, pero si sólo tienes de las normales, no te preocupes, saldrá muy rico igualmente!
  • Si el tomate frito que utilices es artesanal, el resultado no tiene ni punto de comparación.
  • Yo compro la leche de coco en lata en la forma de 70% leche de coco, 30% agua añadida. La puedes comprar en supermercados como mercadona. También es posible prepararla en casa a partir de coco o ralladura de coco.
  • Si la leche de coco no te gusta en exceso o te parece muy grasienta, puedes sustituirla por nata vegetal:

 Diluye una cucharada de maizena en un vaso con leche vegetal. Déjalo hervir 5 minutos en la sartén para que se espese.

Queso cheddar vegano de anacardos

queso vegano anacardos

Este queso cheddar vegano de anacardos está triunfando allá donde lo llevo y no me extraña, porque está riquísimo! Sabe a Cheetos! 🙂 Esto se debe a que los Cheetos saben a cheddar, un queso muy típico americano.

He llegado a la conclusión de que por mucho que hable sobre este paté de cheddar vegano o le eche fotos, nunca voy a poder expresar lo extremadamente delicioso que está y lo muuuuchísimo que se parece al queso cheddar de verdad!

Queso vegano cheddar de anacardos

Así lo único que puedo decir es, aunque al principio te resulte una gincana conseguir algún ingrediente, como la mostaza en polvo, te aseguro que una vez que lo tengas, ya nunca te arrepentirás del esfuerzo! Prometido! 🙂Queso vegano estilo cheddarHace un tiempo ví un meme en internet donde Hermione Granger de Harry Potter estaba sentada en frente de un caldero gigante practicando pociones suuper concentrada. Encima ponía “yo intentando hacer queso vegano“. Me eché a reír en cuanto lo ví. Me sentí tan identificada… Creo que para un vegano conseguir el sabor a queso es como la búsqueda del Santo Grial.

Bueno, pues cuando probé este paté por primera vez juro que lloré un poquitín… porque lo había conseguido! ¡Un paté vegano con sabor a queso!Bolas de queso vegano cheddarEl aceite de coco tiene su punto de fusión a los 24 ºC. Esto hace que guardado en un armario en verano sea líquido y en invierno sólido. Gracias a esta propiedad, si metes el paté en la nevera durante un par de horas, este se endurece y coje una consistencia mucho más sólida. ¡Tan sólida que puedes formar bolas de Cheddar con él!

Bolas de rico queso cheddar vegano

 

INGREDIENTES

  • 1 y 1/2 tazas de anacardos crudos (250 gr)
  • 50 gr de tomates secos
  • 1/4 taza de levadura de cerveza desamargada
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1 cucharada con colmo de miso blanco (shiro miso)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de agua (opcional)

ESPECIAS

  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de mostaza en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón de la vera
  • pimienta negra molida al gusto
  • 1 cucharadita de sal

 

PREPARACIÓN

  1. Deja los anacardos en remojo por lo menos 2 horas y los tomates secos
  2.  Tritura todos los ingredientes en un procesador de alimentos o batidora hasta que se haya formado una masa totalmente uniforme y suave. Añade el agua si tienes problemas para triturar la mezcla.
  3. Ahora tienes dos opciones:
  • Sirve el queso vegano así recién hecho, estará más blando y será más fácil de untar con pan o lo que quieras.
  • Ponlo en un tupper y guárdalo en el frigorífico durante unas 4-6 horas o hasta que esté bastante más sólido y firme. Sácalo del tupper y haz una o varias bolas con él. Éstas las puedes decorar con frutos secos por fuera, barnizarlas con un poquito de aceite de coco por fuera para que parezcan más apetecibles o dejarlas así y ya está.

 

NOTAS

  • El pimentón de la vera es en inglés smoked paprika, para los que estéis fuera 😉
  • Que no os engañen, el miso blanco no es blanco. No conozco mucho el tema de los misos, pero sé que es como marrón clarito. En japonés tiene el nombre de shiro miso 🙂
  • Si no quieres que quedé muy grasiento o hacerlo más barato, le puedes echar menos aceite de coco y está igual de rico! (yo le echo muchas veces sólo 1/3 de taza)
  • Si es invierno y el aceite de coco está sólido, lo derrito al baño maría: Pongo un bol con agua caliente y meto dentro el bote de aceite. A los 15 minutos como mucho está ya líquido. Voy cambiando el agua caliente si se enfría.
  • Este paté de cheddar aguanta muy bien en la nevera, por lo menos dos semanas 🙂
  • Esta receta la saqué de este blog en inglés.

Tortilla de patatas vegana

Esta es la perfecta y más jugosa tortilla de patatas vegana! Gracias a la sal Kalá Namak y demás ingredientes, ¡parece que lleva y sabe a huevo! ¡Es increíble!

La receta la elaboré tras buscar y recopilar muchos consejos de diferentes sitios para saber cómo hacer la mejor tortilla de patatas vegana! Desde mi punto de vista es perfecta incluso si no eres vegano. Por un lado, es más barata de hacer que la normal, en especial si compras huevos ecológicos, que suelen ser más caros. Por otro lado, te ahorras el montón de colesterol asociado a todos los huevos que lleva una tortilla de patatas tradicional.

Todas las recetas de tortilla de patatas vegana que he encontrado hasta la fecha coinciden en que el huevo se sustituye por harina de garbanzos. Este se mezcla muy bien y da la aparaciencia de tortilla. El problema me surgió pocas recetas explican cómo conseguir el sabor a huevo. También coinciden en que el color amarillo se lo dá la cúrcuma, especia india que encima es super sana!

La primera vez que hice una tortilla de patatas vegana, sabía mucho a harina de garbanzos (más de lo que me hubiera gustado) y la harina de garbanzos no terminaba de hacerse una pasta. Al comértela, se notaban los granitos de harina, como si no se hubieran disuelto del todo bien en el agua. Buscando en internet descubrí que para que la masa saliera mucho mejor (sin granitos) había que mezclarla con agua casi hirviendo y voilá! Problema solucionado!

Bueno, pues ya que había conseguido una masa homogénea, el único problema ahora es que ésta seguía sin saber a huevo 🙁 hasta que un día ví en un video de facebook que añadían un poquito de vinagre a la mezcla, lo probé y se mejoraba muchísimo! El toque ácido del vinagre le queda super bien, disimula mucho el sabor de la harina de garbanzos y le da un ligero toque a huevo. La receta se iba perfeccionando!

 

El toque final lo saqué del blog de cocina vegana, Dimensión vegana (mil gracias por todas vuestras recetas! ), dónde hacían una tortilla francesa vegana y para ello utilizaban la sal Kalá Namak ( Sal negra del Himalaya). Esta tiene un fuerte sabor y olor a huevo! Es increíble! La verdad es que no tenía muchas esperanzas cuando la compré por primera vez, pero tenía que intentarlo. Bueno, pues cuando la probé, quedé completamente fascinada de cómo esta sal puede saber a huevo! Es increíble! 🙂


INGREDIENTES  

  • 4 patatas (1 kg)
  • 3 cebollas
  • 2 pimientos verdes (opcional)
  • 1 y 1/2 tazas de harina de garbanzos (180 gramos)
  • 480 ml de agua caliente (casi hirviendo)
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • Aceite de oliva virgen extra
ESPECIAS
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de sal normal
  • 3 cucharaditas de sal Kalá Namak

PREPARACIÓN

  1. Pela y corta las patatas a lo pobre (a láminas) y las cebollas y pimientos en trocitos pequeños.
  2. Fríe las patatas con poco aceite a fuego medio-lento removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando estén medio hechas añade la cebolla y el pimiento. Añade la sal normal y una cucharadita de sal Kalá Namak.
  3. Cuando estén las patatas casi hechas, pon en un bol grande la harina de garbanzos junto con el vinagre de manzana, la cúrcuma, el resto de la sal Kalá Namak y ve añadiendo el agua casi hirviendo poco a poco, hasta hacer una masa de densidad parecida a los huevos batidos.
  4. Deja reposar la mezcla 3 minutos.
  5. Añade las patatas ya hechas al bol y mézclalo todo.  Deja reposar la mezcla otros 5 minutos.
  6. En una sartén ya caliente y a fuego medio bajo, con un poco de aceite de oliva virgen extra, añade la mitad de la mezcla y deja que se vaya haciendo durante unos 10 minutos.
  7. Con un pincel o servilleta mojada en aceite barniza un plato llano y colócalo sobre la tortilla, dale la vuelta para que se haga unos 5 minutos más por el otro lado. Déjala algo más de tiemepo si te gusta más hecha.
  8. Repite el paso 6 y 7 con el resto de la mezcla.

NOTAS

  • Si está bien hecha por dentro, casi nadie notará la diferencia con una tortilla normal! Sé que me la estoy jugando mucho con esta afirmación, pero las veces que la hice para gente no vegana fué así 🙂
  • Asegúrate de que la sartén que utilizas está en buenas condiciones para que la tortilla no se quede pegada y salga perfecta.
  • Hasta ahora he descubierto dos tipos de sal Kalá Namak, una es algo más oscura que la otra, que es más rosita clara. La oscura tiene un sabor a huevo más concentrado, algo a tener en cuenta para echarle más o menos sal a la tortilla. Ve probando y ajusta según tu gusto.
  • Me encanta esta receta porque los ingredientes que necesitas, son todos ingredientes que suelo tener por casa. Hay que estar siempre peparada 🙂