Tortilla de patatas vegana

Esta es la perfecta y más jugosa tortilla de patatas vegana! Gracias a la sal Kalá Namak y demás ingredientes, ¡parece que lleva y sabe a huevo! ¡Es increíble!

La receta la elaboré tras buscar y recopilar muchos consejos de diferentes sitios para saber cómo hacer la mejor tortilla de patatas vegana! Desde mi punto de vista es perfecta incluso si no eres vegano. Por un lado, es más barata de hacer que la normal, en especial si compras huevos ecológicos, que suelen ser más caros. Por otro lado, te ahorras el montón de colesterol asociado a todos los huevos que lleva una tortilla de patatas tradicional.

Todas las recetas de tortilla de patatas vegana que he encontrado hasta la fecha coinciden en que el huevo se sustituye por harina de garbanzos. Este se mezcla muy bien y da la aparaciencia de tortilla. El problema me surgió pocas recetas explican cómo conseguir el sabor a huevo. También coinciden en que el color amarillo se lo dá la cúrcuma, especia india que encima es super sana!

La primera vez que hice una tortilla de patatas vegana, sabía mucho a harina de garbanzos (más de lo que me hubiera gustado) y la harina de garbanzos no terminaba de hacerse una pasta. Al comértela, se notaban los granitos de harina, como si no se hubieran disuelto del todo bien en el agua. Buscando en internet descubrí que para que la masa saliera mucho mejor (sin granitos) había que mezclarla con agua casi hirviendo y voilá! Problema solucionado!

Bueno, pues ya que había conseguido una masa homogénea, el único problema ahora es que ésta seguía sin saber a huevo 🙁 hasta que un día ví en un video de facebook que añadían un poquito de vinagre a la mezcla, lo probé y se mejoraba muchísimo! El toque ácido del vinagre le queda super bien, disimula mucho el sabor de la harina de garbanzos y le da un ligero toque a huevo. La receta se iba perfeccionando!

 

El toque final lo saqué del blog de cocina vegana, Dimensión vegana (mil gracias por todas vuestras recetas! ), dónde hacían una tortilla francesa vegana y para ello utilizaban la sal Kalá Namak ( Sal negra del Himalaya). Esta tiene un fuerte sabor y olor a huevo! Es increíble! La verdad es que no tenía muchas esperanzas cuando la compré por primera vez, pero tenía que intentarlo. Bueno, pues cuando la probé, quedé completamente fascinada de cómo esta sal puede saber a huevo! Es increíble! 🙂


INGREDIENTES  

  • 4 patatas (1 kg)
  • 3 cebollas
  • 2 pimientos verdes (opcional)
  • 1 y 1/2 tazas de harina de garbanzos (180 gramos)
  • 480 ml de agua caliente (casi hirviendo)
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • Aceite de oliva virgen extra
ESPECIAS
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de sal normal
  • 3 cucharaditas de sal Kalá Namak

PREPARACIÓN

  1. Pela y corta las patatas a lo pobre (a láminas) y las cebollas y pimientos en trocitos pequeños.
  2. Fríe las patatas con poco aceite a fuego medio-lento removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando estén medio hechas añade la cebolla y el pimiento. Añade la sal normal y una cucharadita de sal Kalá Namak.
  3. Cuando estén las patatas casi hechas, pon en un bol grande la harina de garbanzos junto con el vinagre de manzana, la cúrcuma, el resto de la sal Kalá Namak y ve añadiendo el agua casi hirviendo poco a poco, hasta hacer una masa de densidad parecida a los huevos batidos.
  4. Deja reposar la mezcla 3 minutos.
  5. Añade las patatas ya hechas al bol y mézclalo todo.  Deja reposar la mezcla otros 5 minutos.
  6. En una sartén ya caliente y a fuego medio bajo, con un poco de aceite de oliva virgen extra, añade la mitad de la mezcla y deja que se vaya haciendo durante unos 10 minutos.
  7. Con un pincel o servilleta mojada en aceite barniza un plato llano y colócalo sobre la tortilla, dale la vuelta para que se haga unos 5 minutos más por el otro lado. Déjala algo más de tiemepo si te gusta más hecha.
  8. Repite el paso 6 y 7 con el resto de la mezcla.

NOTAS

  • Si está bien hecha por dentro, casi nadie notará la diferencia con una tortilla normal! Sé que me la estoy jugando mucho con esta afirmación, pero las veces que la hice para gente no vegana fué así 🙂
  • Asegúrate de que la sartén que utilizas está en buenas condiciones para que la tortilla no se quede pegada y salga perfecta.
  • Hasta ahora he descubierto dos tipos de sal Kalá Namak, una es algo más oscura que la otra, que es más rosita clara. La oscura tiene un sabor a huevo más concentrado, algo a tener en cuenta para echarle más o menos sal a la tortilla. Ve probando y ajusta según tu gusto.
  • Me encanta esta receta porque los ingredientes que necesitas, son todos ingredientes que suelo tener por casa. Hay que estar siempre peparada 🙂
Tortilla de patatas vegana
¿Te ha gustado la receta?
¿Te ha gustado? Comparte Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta esta receta

Comentarios antiguos

  1. Tortilla de patatas súper conseguida!
    Plato ideal para infiltrarlo en una fiesta (y después decir que era vegano) 😛

Comments are closed.